Main menu

Boda entre Sevilla y Badajoz, Antonio y María Luisa

En Diciembre nos fuimos a Sevilla y Badajoz! Sí, a los dos lados porque la boda que fuimos a atender se celebraba en los dos sitios. La ceremonia civil en Guadalcanal, pueblo de la provincia de Sevilla, y la celebración en Fuente de Arco, de la provincia de Badajoz. Se casaban María Luisa y Antonio. Decoramos la sala de la ceremonia civil en el ayuntamiento de Guadalacanal . Pusimos un centro de mesa con los colores de la hermandad de los novios y a los laterales unos ramilletes con lazada de tul. En la entrada pusimos unos baulitos con pañuelitos que presentamos en sobres de color verde, uno de los colores temáticos, con lazo burdeos. También pusimos conos de arroz, pétalos y hojas de olivo para la salida de los novios.

En las siguientes fotos podéis ver los conos que realizamos para después de la ceremonia y unos cascabeles con cintas para recibir a los novios  en la celebración.

María Luisa llegó en un coche clásico guapísima. Sobre el vestido llevaba una capita porque era diciembre y hacía fresco! 

El lugar de la celebración estaba decorado con temática medieval, así que nuestra decoración también tenía unos toques medievales. La mesa dulce estaba enmarcada por dos estandartes con las iniciales de los novios, que hicimos a mano. En lugar de la tradicional tarta, en el centro pusimos unos dulces típicos de la zona que hizo la madre de la novia y con un topper de madera "love". Fue todo un éxito, así como los bombones de Maxmi, que volaron!

 Colocamos también la mesa del libro de firmas con nuestra máquina de escribir, porque a la novia le hacía ilusión que estuviera. El seating planning y los meseros eran de temática  castillos de España, e iban sobre soporte de madera y pie de forja negro, de Vasara. Los servilleteros también estaban hechos a mano,con un broche color bronce viejo y lazo verde que luego las invitadas se quedaron como pulsera. El cartel de bienvenida estaba caligrafiado a mano con pintura a la tiza.

El ramo de la novia, el prendido del velo, la pinza de la niña de arras y los prendidos de novio y padrino los realizó Amanda López Decoraciones, esta vez todo era flor preservada porque tenían que viajar de Madrid hasta allí y así se mantuvieron perfectamente. En el ramo pusimos las iniciales de los que ya no estaban como recuerdo sujetas con un alfiler de mi boda, luego la novia las repartió.  María Luisa iba maquillada y peinada por su hermana, estaba ideal. Ella tiene el pelo corto y le pusieron un postizo para el velo que quedó perfecrto.

Las mesas estaban vestidas en burdeos y crudo, con servilletas en burdeos. Bajoplato burdeos de porcelana. Los centro de mesa tuvimos que cambiarlos sobre la marcha porque quedaba poco espaciopara el centro que llevábamos pero hicimos espacio y quedó todo genial. Con pie de forja altos para colocar encima helechos y al pie crisantemos, rosas, amaranto blanco,  claveles morados y pimienta falsa com granadas y calabacitas. Y ramitas de olivo a lo largo del centro de la mesa. Los meseros eran imágenes de castillos pasadas a acuarela. En la mesa de los niños pusimos un arbolito plateado con animales para que jugaran. Su mesero también era un castillo: el Disneyland!

Esta vez estábamos invitados a la celebración, así que fue un poco locura! Montar el salón el día anterior, montar la ceremonia en la mañana, acabar la ceremonia, recoger y salir corriendo para cambiarnos! Decir que las bodas en Andalucía son caso aparte. Comenzó a la una de la tarde y acabamos muy muy de madrugada. Una boda preciosa y divertidísima.